Bosch Simbolo Flechas

hola, sabemos que ya te ha tocado la hora de obtener un lavavajillas nuevo. Por eso vamos a intentar ayudarte en todo cuanto podamos. Para conseguir ese propósito vamos a intentar investigar punto por punto cuales son las características en las que te debes fijar para poder elegir tu lavavajillas especial.

No hay uno idóneo para todo el planeta , dependiendo de tus pretensiones , tendrás que obtener el que más se ajuste a ti. No obstante , primero te dejo una pequeña selección

 

Cómo elegir un lavaplatos

Un lavavajillas es un buen aliado en la cocina. Además de ser práctico, ahorra mucha agua. Lavar la vajilla a mano consume una media de 30 litros más de agua por lavado que el lavaplatos¿ A qué espera para hacer brillar sus platos, sin esfuerzo y con eficacia?

Te enseñamos qué debes tomar en consideración a la hora de seleccionar un óptimo lavavajillas para tu cocina.

 

Tipos de lavavajillas.

La primera cosa que debes meditar es si quieres que el lavavajillas sea visible o discreto entre los muebles de la cocina.
Los modelos independientes se montan directamente en un hueco de tamaño conveniente , dejando la parte frontal del lavavajillas a la vista.
Los muebles empotrados ocultan sus frentes detrás de un panel con exactamente el mismo acabado que los muebles de su cocina, a fin de que se incluyan en la decoración.

 

Anchura del aparato

Otro criterio decisivo para elegir un lavaplatos en lugar de otro es el tamaño, que depende del espacio libre para el aparato y del número de personas en la vivienda. Hay lavaplatos de diferentes anchos y cargas:

Lavaplatos de 45 cm: tienen una capacidad de 9 juegos y son correctos para parejas o familias de 3 personas.
Lavavajillas de 60 cm: Estas máquinas tienen una aptitud de 12 platos y se recomiendan para familias numerosas o personas que usan bastante el lavavajillas.


Calificación energética

Entre los criterios mucho más esenciales es que se trate de una máquina energéticamente eficiente. Esto le dejará ahorrar energía y litros de agua, lo que le permitirá ahorrar dinero en sus facturas por mes y ser más respetuoso con el medioambiente.
De qué forma escoger un lavaplatos
La eficacia energética se mide en una escala de la A (más eficiente ) a la D (menos eficaz ) y valora el consumo de energía del aparato, la eficacia de lavado y secado, el consumo de agua y el nivel de estruendos. Dentro de la clase A, también hay otros niveles : A+, A+++ y A++++, que es la mejor y más eficiente calificación.

Los datos que pueden verse en la etiqueta de eficacia energética son los próximos :

La marca del fabricante del aparato, seguida del modelo específico.
La etiqueta de eficacia energética. Mide el valor de A a D (como se ha explicado anteriormente ).
El consumo de energía en kWh por año. Apoyado en los resultados de las pruebas realizadas por el fabricante en un ciclo de carga en frío normalizado.
Consumo real, que es dependiente de las condiciones de uso del aparato.
Consumo de agua. Se calcula multiplicando el consumo de agua del lavavajillas por el número de ciclos de lavado en un año (tomando precisamente 280 lavados al año ).
Tabla de eficacia de secado. Como en el punto 2, mide el valor de A (mucho más eficiente ) a G (menos eficaz ).
Capacidad del lavaplatos. Marca el número de posiciones que puede ocupar. Los cubiertos se refieren a toda la vajilla utilizada en una comida por persona.

Los modelos que incluyen programas cortos o de carga parcial, también conocidos como programas de media carga, garantizan un menor consumo de agua y energía que el período convencional. Otros aspectos a tomar en consideración a la hora de elegir son el número de posiciones (entre 9 y 14), la marca y el acabado (blanco, negro o acero inoxidable).

 

¿ Cómo usar el lavaplatos de forma eficiente?

Espere a que la máquina esté llena antes de usarla : 2 medias cargas consumen mucha más energía que una carga completa.
Emplea los programas de ahorro de energía: suelen demorar mucho más , pero lavan a menor temperatura, lo que te deja ahorrar un 20% en la factura de la luz respecto a los programas normales, con lo que al final es mucho más eficiente.
Suprima los restos de comida que quedan en la vajilla o en los recipientes que se marchan a lavar. Un error muy habitual es prelavar la vajilla a mano: este simple acto desaprovecha más litros de agua que todo el ciclo del lavaplatos.

Una vez finalizado el programa , es aconsejable aguardar media hora antes de abrir el lavavajillas , puesto que el calor residual suprimirá los restos de humedad. En el momento en que se ha sacado toda la vajilla del lavaplatos , hay que dejar la puerta entreabierta para aceptar una adecuada ventilación.

Limpieza y mantenimiento
Aunque el interior de su lavavajillas parezca limpio, es aconsejable darle una limpieza a fondo de vez en cuando. Estos son los procedimientos que se deben llevar a cabo :

Vacíe el lavavajillas y elimine los restos de comida que logren haber quedado en la zona del filtro.
Compruebe los brazos de pulverización y límpielos si es requisito.
Elija un programa de cuando menos 65 ° C y ejecute un período de lavado con un producto de limpieza.

 

 

Author: